Wikileaks y el periodismo.

Víctor Sampredo, doctor en Ciencias de la Información, en su texto “Wikileaks: la revolución está siendo televisada”, trata de acercarnos el acontecimiento que revolucionó el mundo, la publicación de miles y miles de documentos que puso en jaque a varios de los más importantes Gobierno.

“La revolución está siendo televisada, pero la audiencia ya no se queda frente al televisor. Ha penetrado en él gracias a otras pantallas digitales”.

La palabra leak significa, entre muchas de sus acepciones, filtración. Según la página de Wikileaks: su actividad consiste en hacer públicos documentos clasificados o secretos de un modo que garantiza dos cosas: el anonimato y la seguridad del confidente, y la valoración por parte de una comunidad de lectores de la fiabilidad, veracidad y relevancia de la información publicada. Más allá de las repercusiones jurídicas como sociales que supuso, es la reinvención del periodismo de investigación. En el momento de las filtraciones, los periódicos perdieron su exclusividad como canales de transmisión. Además también provocó que cualquier ciudadano del mundo pueda ser confidente.

Mucha gente se estaba preguntando ya la misión periodista en esta era digital, donde las exclusivas corren por Twitter, con la publicación de los secretos de Estado que ha hecho Wikileaks,  claramente dejaron inconscientes el periodismo. La pregunta que se hace ahora la sociedad es, ¿para qué sirve un periodista si puedo acceder a la información en bruto directamente por Internet? Las razones, las siguientes: Porque esa información puede ser veraz o no, y alguien tiene que contrastarla, porque esa información ha sido revelada por una fuente y si no se tiene el suficiente cuidado esa fuente puede ser descubierta, porque hay tanta información que necesitamos alguien que la seleccione. En resumidas cuentas, porque alguien tiene que gestionar la información, algo que se necesita, y ese alguien es el periodista.

Otro aspecto que debemos considerar de la filtración de los cables es que igual de malo es no tener acceso a la información que tener un acceso demasiado libre a la misma. El debate, ¿hasta dónde llega la libertad de información? La libertad de información tiene que ser siempre la máxima posible, pero en mi opinión, con unos límites. ¿Cuáles son esos límites? Aquellos en los que se comiencen a violar los derechos de alguna persona.

Esto Wikileaks se lo ha saltado en alguna que otra ocasión, claro está a favor de la libertad de información. El periodista, aunque a veces cuesta, intenta ser infalible, y si para ello es necesario revisar la información mil veces, lo hace.

Wikileaks confió en 5 de los periódicos  (The New York Times, The Guardian, Le Monde, El País y Der Spiegel) del mundo para hacer pública la colección de secretos de Estado. Con esto pretendían: obtener una mayor difusión o gozar de mayor credibilidad.

Por lo tanto, nadie puede poner en duda el contenido de esos cables ya que ha sido un grupo de periodistas los que se ha encargado de analizar, seleccionar y contrastar esa información, antes de publicarla. Internet, Twitter, Wikileaks,… estos elementos han intentado matar en varias ocasiones el periodismo, pese a ello se han convertido en las nuevas herramientas de desarrollarlo.

Alejandra García/ @Ale_Rua

Publicado en Uncategorized | Deja un comentario

Wikileaks: la revolución está siendo televisada.

Wikileaks, nuevo medio de comunicación global, ha venido para quedarse. Wikileaks, constituido y alimentado por las nuevas generaciones de internautas, puede no sólo denunciar, sino esclarecer las trampas y los intereses ocultos de las ciberguerras contemporáneas; puede regenerar y poner en su lugar al cuarto poder, la prensa, posibilitando un nuevo ecosistema informativo y puede, finalmente, regenerar la democracia.

Víctor Sampedro Blanco, Nacido en Viveiro, Lugo (1966) licendiado y doctorado en ciencias de la información es el autor de: Wikileaks: la revolución esta siendo televisada.

Wikileaks

Wikileaks es una web fundada en 2006 aunque su mayor repercusión fue en el 2012, donde de manera anónima se publican documentos secretos o delicados, gracias a una conexión cifrada que permite a cualquier usuario subir videos, audios o documentos sin dejar rastro. Pero ¿Cómo funciona wikileaks? Esta web proporciona informaciones que consigue mediante la filtración, las cuales se llevan a cabo con total anonimato, wikileaks antes de publicar cualquier información la somete a examen: verificando, comprobando y analizando el material y esto lo hace por medio de periodistas. Los documentos filtrados tenían una catalogación distinta: Secreto “noforn” (no entregable a personas o a países que no sean EEUU), Secreto, Reservado “noforn”, Reservado. Sin clasificar / Exclusivamente para uso oficial,Sin clasificar.

“El éxito de wikileaks revela algo que no esta siendo llevado a cabo por el resto de la prensa. Nuestro éxito evidencia algo que el resto no hace que es proveer contenido, filtrar informaciones de alta calidad, dar información de cómo realmente funciona el mundo y ponerlo a disposición del publico. Eso no se esta haciendo en ningún sitio del mundo y ese es el motivo por que el wikileaks tiene éxito.” Julian Assange.

Muchos le bautizan como el hombre que hizo temblar al pentágono otros como la pesadilla de la inteligencia militar de EEUU, pero su nombre real es Julián Assange tiene 39 años y una profesión: reventar a escala mundial los mayores secretos oficiales o dicho de otra forma Difundir información que los medios de comunicación no hubiesen divulgado nunca. Él es el fundador y editor de Wikileaks.

  • Noviembre de 2008. Wikileaks filtra un documento en el que la Comisión Nacional de Derechos Humanos de Kenia denuncia la ejecución extrajudicial de 500 jóvenes opositores al régimen.
  • En abril del 2010. Wikileaks libera un vídeo que refleja la matanza de 12 civiles en Bagdad. Entre ellos, dos niños. Un helicóptero Apache dispara a un fotógrafo de Reuters y a todos los que por allí andan en ese momento.
  • Noviembre de 2009. Wikileaks publica llamadas, mensajes SMS y correos electrónicos enviados hacia y desde las Torres Gemelas el 11-S. La publicación desata la polémica sobre el respeto a la intimidad.

Estas solo son algunas de las filtraciones o informaciones que esta página web ha publicado. Irán, Pakistán, Afganistán, Turquía y Rusia son los países más afectados por las filtraciones de Wikileaks pero el más perjudicado es EEUU. Constan 10.000 en los que se menciona a España, y 3.600 comunicaciones de la embajada estadounidense en Madrid. Estos documentos afectarían al Rey, al Gobierno o al mundo empresarial.

 “Hemos tenido dos momentos muy difíciles uno de ellos fue cuando dos abogados de los derechos humanos, colaboradores nuestros en Kenia fueron asesinados a plena luz del día.” Julian Assange.

“Hemos tenido un buen numero de acontecimientos simultáneos. Un equipo de crisis junto a las afueras del pentágono con 120 agentes de la inteligencia de defensa y del FBI dedicados a investigar y luchar contra nuestra organización. Julian Assange.

“La sociedad civil está muerta. Hay una amplia clase de gente que lo sabe y está aprovechando para acumular riqueza y poder” Julián Assange

“Periódicos y televisiones se han convertido en seleccionadores de contenidos tutelados” Julián Assange.

Para nosotros los periodistas la censura es un viejo conocido. Siempre ha existiendo. Para el periodista es difícil trabajar bajo la falta de transparencia, el secretismo o la manipulación de datos por entidades privadas u organismos oficiales.  En algunos países se han llevado a cabo prácticas para acabar con esta “opacidad” en España aunque con algunos años de retraso, parece que esta empezando a “despertar” y el gobierno ha puesto a disposición del público un anteproyecto de la ley de transparencia y Buen Gobierno. Ya que dentro de Europa España era el único país que no cuenta con una ley de acesso a la información publica. Aun así, muchos documentos han sido ocultados a los ciudadanos. Pero con la aparición de Wikileaks todo cambio y dio un giro, de repente los invencibles empezaron a sentir miedo, y  sentirse menos inmunes.

El llevar a cabo practicas de este tipo, donde se publican información considerada de alto riesgo, mejora la  nitidez y esto  a su vez crear una mejor sociedad para todo el mundo. De esta forma hay una mayor vigilancia, permitiendo reducir la corrupción y la falta de integridad moral de todos aquellos que durante años, jugaron con los periodistas como marionetas sacando a la luz solo informaciones que pudieran beneficiarles, porque al final y al cabo quien incomoda al poder es “silenciado”.

Sin embargo cuando se acusa a un medio o periodista de publicar documentos “secretos” se hace porque se considera que pone en peligro tanto la seguridad del estado como la vida personas.

Y yo pienso que solo el que tiene algo que esconder, el que no esta jugando limpio, es el que se evade en la censura y teme a la transparencia. El mundo esta hecho para los valientes, para los que dan la cara, no para los opacos y cobardes. ¡Basta ya de hipocresía y censura! El pueblo es el que puede censurar al gobierno y de ningún modo el gobierno censurar al pueblo, como sostenía James Madison.

Simon Jenkins escribiría en el The Guardian apropósito del tema que nos ocupa un artículo titulado: El poder detesta la verdad revelada.

http://www.guardian.co.uk/commentisfree/2010/nov/28/us-embassy-cables-wikileaks

Yo añadiría, que cuando lo que se dice es contradictorio a la verdad, es decir cuando se miente es cuando el poder teme a la verdad.

Pero “las cortinas de humo” que las instituciones políticas hacen al publico incluso a los periodistas, son “el pan de cada día”. Como ya vimos en la anterior entrada del blog donde hablamos sobre “la comunicación política de las instituciones”

https://politicriders.wordpress.com/2012/03/28/la-comunicacion-politica-de-las-instituciones/

Para que una institución sea conocida, sea alguien, tiene que darse a conocer, hablar, explicarse y para eso estamos los medios de comunicación, en cierto modo para darles la oportunidad de salir a la luz. Sin embargo el poder juga con nosotros como si fuéramos sus guiñoles. Evidentemente cuando uno esta en el poder se crece y tiene dos formas de jugar: limpio o siendo “perro de paja”. Sin embargo se las apañan para ocultarnos la realidad y para salir siempre airosos. (No quiere decir que todo lo que nos rodean sea falso) pero si lo son muchas cosas.

Como bien sabemos, wikileaks funciona por medio de las filtraciones, pero ¿Qué es filtrar?  Información a cambio de mantener el secreto de la fuente. No siempre es sinónimo de transmisión de hechos no sucedidos. Debe servir para poner en marcha un proceso de investigación propio. Si la filtración es cierta, es legítimo publicarla. Pero ¿Qué relevancia tienen los documentos filtrados? Esta claro que no se tratan de documentos cualquiera sino de documentos con alto riesgo donde se sacan a la luz conflictos diplomáticos donde se pone en evidencia prácticas de embajadas o departamentos de estado estadunidense, o  campañas agresivas que hasta el momento había permanecido ocultas.

¿Y que ocurre desde el momento en el que wikileaks saca a la luz, trapos sucios? Que el gobierno lleva a cabo una campaña de destrucción masiva para acabar con la hecatombe. Y lo hacen por medio de la censura (bloqueando la pagina web, bloquear los sistemas de pagos o donaciones de los internautas…aquí podemos poner el ejemplo de empresas como  Pay Pal, Visa o Master Card, que dejado de prestar servicio a Wikileaks poniendo como excusa que no van a trabajar para paginas ilegales…) lo único que llego a pensar, es que cuando llegan las vacas flacas, nos limpiamos las manos y si te visto no me acuerdo.

Es curioso que  WikiLeaks se haya fundado como un contrapoder cuyo objetivo principal es desvelar los misterios de los poderosos, y finalmente haya acabado por otorgar la exclusiva de los cables a los diarios que articulan un infame compló con los poderes políticos y económicos. Concebir Internet como un medio librepensador forma parte de los discursos que, en sus orígenes, se difundieron por parte de programadores y hackers. Realmente, la censura hacia WikiLeaks es una prueba de cómo la Web se está reconfigurando más como un entorno de control que de libertad.

Por otra parte, Wikileaks no supone un fracaso para el periodismo y que esta web se sirve de periodistas y lleva a cabo prácticas que bien podrían servirles de ejemplo a muchos periodistas, contrastando las noticias.

Por lo tanto se debería poner en  cuestión las relaciones entre el poder y los medios de comunicación poniendo en duda si realmente vivimos en un momento democrático tal y como nos han contado.

Cuando salieron a la luz las escandalosas noticias que informaban sobre Julian Assange se dio más importancia al espectáculo televisivo que la verdadera realidad, que era la denuncia de actuaciones por parte de distintos poderes que podían perjudicar a la sociedad. Y esto me lleva a preguntarme. ¿Qué está pasando? Si queremos una sociedad transparente y justa donde se castigue a los malos, ¿porque cuando el malo tiene poder, se le deja libre y se culpa a quien lo ha descubierto? Para una vez que nos ponen las cartas sobre la mesa lo único que conseguimos hacer es torturar e intentar destruir al cabeza de turco. ¿Es tan difícil jugar limpio? Si muchas de estas insituciones lo hubieran hecho posiblemente Wikileaks no tendría la importancia que tiene.

 Rosa María Torres García-Romeral/ @Roxa_23

Publicado en Uncategorized | Deja un comentario

Wikileaks: ¿revolución o toque de atención?

En su artículo “Wikileaks: la revolución está siendo televisada”, Víctor Sampedro afirma que Wikileaks puede considerarse el primer medio de comunicación global, pero yo considero más bien que es una fuente de información donde todos los datos están en “bruto” y los periodistas se encargan de seleccionar lo que piensan que puede ser de interés público. Con tantos cablegates y tanta información, se pueden crear miles de noticias pero solo escogen las que a su criterio, pueden interesar a la sociedad. 

Hace una especie de comparación entre las filtraciones de Wikileaks y las filtraciones que los ciudadanos españoles realizaron cuando se produjeron los atentados del 11 de marzo en Madrid en el año 2004. Los ciudadanos filtraron las informaciones de los medios extranjeros e internacionales que veían en la televisión por satélite o a través de Internet, pero ¿realmente se puede comparar Wikileaks con un intento de manipulación en la autoría de un atentado?

Es cierto que en los dos casos se trataba de ocultar o tergiversar la información veraz que deberíamos saber los ciudadanos pero ¿debemos tratar a Julian Assange como un héroe? Lo más lógico es que los profesionales de la información contrasten e investiguen cada vez que reciben datos e informaciones, porque si no, puede aparecer una “bomba” como Wikileaks para avisarles de que no se habían enterado de lo que ocurría en realidad.

Está claro que Wikileaks no solo ha creado una revolución, sino que también ha servido como toque de atención para todos y en especial para los periodistas. El trabajo de un periodista consiste en hacer llegar a los ciudadanos la realidad de la forma más legítima y debe ser muy duro que te digan que no sabes hacer tu trabajo. Se deberían destapar todos los casos de corrupción que se pueda si no queremos vivir en un mundo donde mercados, políticos o personas en la sombra controlan todos nuestros movimientos.

Todos debemos aprender de la valentía que Julian Assange tuvo al filtrar esas informaciones, ya que las consiguió de forma ilegal. Fue un aviso para todos, sobre todo en esta era de la Sociedad Red o mejor dicho, Comunicación en Red, donde los ciudadanos tenemos la suerte de poder decir lo que pensamos y manifestarnos sobre nuestras libertades, a pesar de encontrarnos con gente que confunde manifestantes con piquetes.

Una de las reflexiones del artículo, es que algunos de los grandes periódicos como Le Monde, The Guardian o El País, que sacaron a la luz algunas de las filtraciones, ganaron lectores con estas informaciones secretas, pero sus plantillas se recortan más cada día. ¿Por qué sucede esto? ¿Por qué si el pilar básico del periodismo es la credibilidad, prefieren carecer de capital humano y seguir apostando por la cotización del grupo mediático? Son preguntas que no tienen respuesta pero sí explicación, no se puede dejar el poder en manos de unos pocos.

Al hablar de las consecuencias que nos estamos encontrando las nuevas generaciones por todo lo que se ha hecho mal en un pasado no tan lejano, afirma que los grandes medios se refugian en el secretismo al no aclarar a qué clase de pacto o acuerdo llegaron con Wikileaks para conseguir las informaciones o el porqué de no liberar los cables una vez que ya han informado y han cobrado por ello. Entonces, ¿dónde está la transparencia informativa? Y ¿Por qué Internet se está censurando en países como China, Irán, Estados Unidos y hasta en España?

Estoy de acuerdo con el autor porque es verdad que el trabajo de los periodistas es seleccionar e interpretar la realidad y la información siguiendo unas pautas y unos requisitos determinados, pero no es preciso que criben y segmenten la información que debería ser pública y estar al alcance de todos los que deseen informarse. Al final, la avaricia rompe el saco y Wikileaks o los movimientos sociales como el 15M son los ejemplos más claros. Michel Chossudovsky, economista canadiense, blinda a Assange por perseguir “hacer más democráticos y transparentes los regímenes políticos y económicos de Occidente”.

El artículo deja claro que deberíamos centrarnos en los nuevos mundos a los que está abierto el periodismo con la llegada de Internet, porque los medios convencionales se están quedando atrás y no dan eco a corporaciones que sólo trabajan en el ámbito digital. Con las nuevas tecnologías, debemos actualizarnos casi constantemente, porque si no nos quedaremos obsoletos y no tenemos que tener miedo a lo que es nuevo o diferente, simplemente tenemos que adaptarnos y como dice Sampedro, crear proyectos de transparencia y denuncia documental en todos los países que gestionan los recursos públicos. 

En su reflexión final, Sampedro hace alusión a que ahora mismo, la sociedad está sufriendo un cambio de consumidores pasivos a ciudadanos que quieren participar en la realidad social y que han dejado de mirar la televisión para pasar a protagonizarla. La web 2.0 ha supuesto una revolución no menos importante que Wikileaks, ya que los que estábamos cansados de escuchar mentiras sin decir nada, por fin tenemos voz aunque apenas nos escuchen.

Sara García Caballero

Publicado en Uncategorized | Deja un comentario

De la sala de prensa a la calle.

Para que una institución sea alguien en la sociedad, tiene que dirigirse a ella, es decir, tiene que hablar, explicar quién es, y todo esto tiene hacerlo llegar, sin obstáculos, a sus receptores.

Hoy en día si un político no sale en los medios, no existe; por ejemplo, todo el mundo sabía quién era el Presidente del Congreso de los Diputados cuando gobernaba el PSOE, José Bono, sin embargo, ¿quién es ahora? Parece que no trabaja y que no existe.

Doris Graber, profesora de ciencias de la información en Chicago, hizo en 1992 una división de las estrategias y técnicas para la comunicación política de las instituciones. En esta clasificación destacaba cuatro estrategias a seguir por un gabinete de comunicación de una institución, por ejemplo un gobierno:

  1. Cesión de información: esta es la estrategia más fácil para dar información. Hasta que esta información no sale en los medios no se hace oficial. El problema que se plantea es de qué forma se va a dar esta información a los medios. Para ello el departamento de prensa de la institución tiene que tener en cuenta dos técnicas básicas: la adecuación a los criterios de noticiabilidad profesionales y a la relación estable con medios de comunicación.
  2. Ocultamiento de la información: en cualquier institución de cualquier parte del mundo hay informaciones que no pueden conocerse, como por ejemplo “los secretos de Estado”. La pregunta que hay que hacerse aquí es si ocultar esta información es mentir o no. Pero la mentira no una técnica de comunicación porque un periodista espera siempre la verdad por parte de un responsable de prensa. Las técnicas que utilizan las instituciones para no revelar dichas informaciones son: la mentira inadvertida (se produce sin intención por parte de quien da la información), la confusión intencionada (frases como “No se conoce una decisión al respecto”, o la utilización de eufemismo: interrupción voluntaria del embarazo (aborto), la neutralización de la información negativa (dar una mala noticia junto con una buena), el off the record (se da la información pero se evita que sea publicada), la cortina de humo (crear una noticia de la nada y desviar la atención de otra que ha salido) y las filtraciones (“La cesión de información parcial, prematura y desautorizada” (Hess, Stephen (1984): The government/Press Connection: Press Officers and Their Offices).
  3. Organización de eventos: llama a los medios para que conviertan la información en noticia. Los eventos son: la rueda de prensa, los eventos especiales (Día del Medio Ambiente, Día de la lucha contra el cáncer…, se unen los homenajes a personas y las informaciones de algún Ministerio, político o partido) y los discursos (en España apenas hay tradición del discurso como técnica de comunicación pero en países como EE.UU son muy importantes para un Presidente).
  4. Publicidad constitucional: las instituciones también crean propaganda. Las técnicas son: las inserciones publicitarias (anuncios en los medios como por ejemplo los de la Dirección General de Tráfico, o las campañas de sanidad) y el correo directo de las instituciones.

Estas son las técnicas que un Gabinete de Prensa de una institución tiene que llevar a cabo para poder ser alguien en la sociedad. Por cierto, el Presidente del Congreso de los Diputados es Jesús Posada.

Alejandra García/@Ale_Rua

Publicado en Uncategorized | Deja un comentario

¿Qué es un Think Tank? Fundación FAES

La corporación FAES, según su página web, es una fundación privada sin ánimo de lucro que trabaja en el ámbito de las ideas y las propuestas políticas. Está presidida por José María Aznar, ex presidente del Gobierno, y se creó en 1989 vinculada al Partido Popular. ¿Pero, cuánto de lo que dicen es verdad?

La fundación FAES es un think tank, es decir, una organización formada por intelectuales que reciben contratos o encargos de organizaciones para analizar y proponer ideas o proyectos de las diferentes actividades gubernamentales y/o industriales para que se difundan a través de los medios de comunicación. Una de las funciones de los think tanks es influir o presionar en el Gobierno, por lo tanto, también es un grupo de presión que actúa en nombre propio.

Cada año, la fundación presenta la Memoria de Actividades, en la que se exponen todas las desarrolladas a lo largo del año. Como signo de la supuesta transparencia de la que presume la Fundación, FAES hace pública su auditoría anual en la Memoria.

El único problema es que la auditoría y financiación está muy detallada pero es del año 2006 y no está actualizada, por lo que los años posteriores no se pueden analizar. La transparencia de la que hacen gala no se representa en los datos de la página web. Incluso dentro de esta vieja auditoría, no existe un desglose completo de los gastos e ingresos, como por ejemplo, no sabemos cómo se distribuye más de un millón de euros que se destina a personal.

La Fundación FAES, recibe una subvención para asociaciones con dependencia orgánica de partidos políticos con representación en las Cortes Generales desde el Ministerio de Cultura. En el año 2011, recibió para su para su programa de actividades 2.072. 549, 55 €. Del Ministerio de Asuntos Exteriores, recibió en el mismo año 1.019.920,00 €.

En la Memoria de Actividades del año 2010, aparecen numerosos personajes a los que invitan a conferencias y actividades. Muchos de estos invitados están relacionados con la Derecha española, como por ejemplo, el actual ministro de Cultura, José Ignacio Wert. ¿Cuánto les pagará la Fundación a sus invitados? Las cifras no están expuestas en la página y no se desgrana el presupuesto que reciben.

La Fundación FAES es un think tank creado en honor de una personalidad política o fundados para realizar un legado político que no ha podido ser llevado a cabo (vanity tanks). FAES cuenta con una editorial llamada Gota a Gota, que se encarga de distribuir y publicar sus libros, folletos, estudios, etc. El gasto destinado a esta editorial, no se refleja en la página web de la Fundación.

A parte de la editorial, FAES organiza conferencias y presentaciones, informes estratégicos, edita una revista trimestral llamada Cuadernos de Pensamiento Político, distribuye por correo electrónico y formato impreso una publicación denominada Papeles FAES. El acceso al Centro de Documentación, está disponible bajo determinadas condiciones.

Sara García, Alejandra García (@Ale_Rua), Aaron Añover (@Aanyover), Alejandro Godoy (@GodoyWulffen), Rosa María Torres (@Roxa_23), Cristina Puerta (@CrisCris_usk)

Publicado en Uncategorized | Deja un comentario

LA COMUNICACIÓN POLÍTICA DE LAS INSTITUCIONES.

“Y ahora que soy presidente, ¿Qué?” Como se vende un presidente (Ginnis 1970)

Posiblemente estas mismas preguntas ¿y ahora que? ¿Qué va a ocurrir? Nos las hayamos hecho todos alguna vez en nuestra vida, o nos la vallamos hacer. A mi esta peculiar frase me ha hecho volar al futuro por un momento, cuando todo esto acabe, cuando acabe mi carrera o cuando acabemos nuestras carreras ¿Qué va a pasar? Es como sentirse solo ante el peligro. Ahora queda el camino mas largo desempeñar la función, ser Presidente o ser Periodista en nuestro caso. Como bien sabemos no es lo mismo técnicas electorales, es decir aquellas que te ayudan a llegar al poder, que técnicas de la comunicación política que son aquellas que te hacen Presidente. Y esto es, llevar a cabo una serie de procedimientos comunicativos para intentar convencer a los receptores. Esto nos lleva a inducir que entre la política y la comunicación siempre ha habido una estrecha relación. Ahora bien, el presidente tiene la necesidad de empatizar con los receptores su mensaje, su política. Y para llevar a cabo esa consigna echan mano de los medios de comunicación. Esto indica que un político necesita al periodista y a la vez el periodista necesita al político. ¿Y esto porque es así? Porque lo que hoy en día lo que no es publico, no existe. Es decir: Lo que no sale en los medios de comunicación no existe. Por lo tanto la radio, la televisión o el periódico es la plataforma perfecta para que una institución política ya sea un presidente, un concejal o un gobierno se den a conocer, que es lo que necesitan para hacer llegar el mensaje a los receptores que seriamos los ciudadanos. Y somos nosotros los periodistas los que damos la oportunidad a las instituciones de llevar a cabo sus políticas.

La comunicación va en esta dirección:

Aunque en el siglo XXI los políticos no solo deben tener en cuenta el modelo tradicional mostrado anteriormente sino que también deben utilizar internet como una herramienta de comunicación.

Ahora bien, volviendo a las técnicas y estrategias de la comunicación se dividen en: cesión de información, ocultación de la información, organización de eventos o comunicación persuasiva.

La estrategia mas utilizada es la cesión de información y como su propio nombre indica esta táctica consiste en suministrar información y¿ como nos informan? Por  medio de los medios de comunicación. A un gobierno le interesa que se de a conocer su mensaje pare beneficio propio por lo tanto esta estrategia consiste en eso en decidir como se va dar la información, que medios la van a trasferir…Entonces ocurre algo muy curioso, las instituciones proporcionan la información pero el periodista transmite la misma información subjetivada. Por eso es necesario tener en cuenta que las instituciones y los periodistas no coinciden ni en los ritmos de las noticias transmisión (la rapidez del periodista y la serenidad de las instituciones) y en los criterios  de noticiabilidad.(el periodista busca el apuro y la institución buscan la aceptación).

Se trata de decidir de qué forma se va a dar la información: qué medios van a transmitirla, los ritmos informativos y el tipo de discurso. Pero hay que tener en cuenta que, en general, los criterios de noticiabilidad de las instituciones no coinciden con los de los periodistas, así como los ritmos de transmisión de esas noticias.

Pero que para la cesión de información se pueda llevar a cabo es necesario una serie de métodos:

  • Tener una relación fluida y correcta con los medios de comunicación y tratarlos bien.
  • Adelantarse a las necesidades de los periodistas y tener la información siempre a punto.
  • Tratar igual a todos los medios de comunicación.
  • Alternar informaciones muy importantes con otras menos importantes.
  • Conocer los ritmos informativos de los medios de comunicación.

Pero las instituciones no cuentan toda la información, normalmente suelen ocultar aquellas informaciones que puede perjudicar al conjunto de la nación, o para la propia institución. Cuando una institución recurre a la ocultación, hecha mano de la mentira, y aunque es muy difícil para la propia institución, es dejarse llevar por el camino fácil. ¿Qué hacemos si hay una información que puede perjudicar la imagen de un gobierno? Facilísimo, no la contamos. ¿Pero de que manera las instituciones ocultan estas informaciones? Por medio de:

  1. La mentira inadvertida, esta técnica consiste en mantener desinformados a los jefes de prensa, por medio de frases como “no poseo esa información” o “en aquel momento desconocía la información” es decir afirmar sin mentir.
  2. La confusión intencionada por medio de la sustitución términos agresivos, por otros más positivos. Por ejemplo: en lugar de decir<< niños retrasados>>, decir <<niños especiales>>. Con esto lo que se consigue es una suavidad en el lenguaje que cara al publico tiene mejor acogida.
  3. La neutralización de la información negativa: acompañar una noticia mala con una buena, decir mucho mas alto las noticias buenas y decir mas bajo las noticias malas.
  4. El off de record.La noticia no se puede publicar y por consiguiente, no se atribuye a ninguna fuente. Es una información confidencial no publicable para uso exclusivo del periodista. La fuente, con este tipo de revelaciones, orienta la labor del periodista y le evita perder tiempo en líneas de trabajo poco fructíferas.
  5. La cortina de humo son un conjunto de hechos o circunstancias con los que se pretende ocultar las verdaderas intenciones o desviar la atención de los demás. Recomiendo ver la película “Cortina de Humo” (Dos semanas antes de las elecciones presidenciales americanas, un escandalo salpica al presidente el cual es acusado de abuso sexual a una menor. Este asunto puede poner en riesgo su candidatura. Para evitar que eso ocurra  se decide simular una guerra con Albania con el fin de crear una historia más grave y grande que sea el centro de todas las miradas y así se desvíe la atención de la otra noticia “el abuso sexual del presidente”. Para ello se necesitara la ayuda de Conrad Brean, asesor del presidente o más conocido como “el señor arréglalo todo” tiene destreza para manipular la política, la prensa y lo que es más importante: al pueblo americano. Y también del productor de cine y televisión de Hollywood Stanley Motss. Todo esto acompañado de Winiferd, una trabajadora asistente del presidente)

6. Las filtraciones Información a cambio de mantener el secreto de la fuente.No siempre es sinónimo de transmisión de hechos no sucedidos. Debe servir para poner en marcha un proceso de investigación propio. Si la filtración es cierta, es legítimo publicarla. Filtraciones falsas intencionadas: globos sonda para medir reacciones.

También es importante la organización de los eventos, con ello pretenden llamar la atención de los medios de comunicación con el fin de que ella se convierta en noticia. Dentro de la organización de estos eventos, las ruedas de prensa son muy habituales; evento político-mediático por el que la institución llama a los medios de comunicación, eventos especiales, como por ejemplo. “El dia mundial contra el Cáncer.” (4 de febrero) “Día mundial contra el trabajo infantil” (este año celebrado el 12 de junio) se hacen con el objetivo de conseguir una noticia en temas favorables. Tambien se suelen llevar a cabo en esta organización discursos es decir cuando los políticos median para regularizar las posiciones con respecto a fuerzas rivales.

Para finalizar voy hablar de la publicidad institucional, esto consiguen es elaborar mensajes para persuadir, utilizando recursos psicológicos, para provocar afecto en el receptor. Como herramienta utilizan los medios de comunicación, por medio de inserciones publicitarias, es decir por medio de anuncios y el correo directo.

Para llevar a cabo la elaboración de los mensajes las instrucciones eligen a responsables que se dediquen a la comunicación, que son los que se encarga de crear el mensaje para los medios de comunicación. Puede ser un portavoz, es la persona que hace de intermediario entre la institución y los medios. O el jefe de prensa, son las personas que trabajan en la oficina de prensa.

En definitiva:

La relación que existe entre los políticos y los periodistas, es una de las claves más destacadas dentro del ámbito de la comunicación. Se ha dicho que entre políticos y periodistas existe una relación de ayuda, además de un enfrentamiento, pero esa relación en diversas ocasiones se aplica a las relaciones personales, y en nuestro país en la época de la democracia, en la que ésta afinidad tenía el objetivo de unir al país para sacarlo del duro trance en el que estaba sumergida en el franquismo.
Pero con el paso del tiempo hemos podido ir viendo que esa relación a la que hacíamos referencia se nota cada vez más pues hoy en día, los periodistas escriben sus artículos en referencia a los políticos y los políticos hablan para los periodistas, es decir, un periodista realiza sus crónicas no criticando las acciones de dicha persona sino que utiliza su posición profesional escribiendo algo pensando en la reacción de dicho político al día siguiente, como forma de mensaje personal y único. Y es que no tiene otro fin, que el de potenciar al dicho político o a dicho periodista, escribiendo uno del otro o hablando el otro del uno. Se a podido comprobar que el periodismo que se practicaba anteriormente, el de las ideas lógicas, el de la reflexión acertada o el que en la época del franquismo, sirvió para poder consolidar un estado demócrata, ha sido sustituido por un periodismo “Chismoso”, del corazón, preso de eso mundo.
Pues las relaciones que se han dado entre periodistas y políticos a pasado rápidamente de ser una relación cordial a un exceso de amistad y que para muchas personas está dañando tanto a unos como a otros.

El poder político, independientemente de su ámbito geográfico de actuación, es la fuente de información predilecta de los medios de comunicación.Tener buenas fuentes políticas, y de cuanto mayor nivel jerárquico mejor, es la aspiración de todo periodista.

Con la lectura y estudio de este tema, he llagado a la conclusion de que cada palabra  que nuestros politicos, concejales o alcades propagan esta medida al milimetro, tambien es interesante pensar que no todo lo que nos cuentan es verdad, y sobre todo la curiosidad me lleva a pensar, ¿que es lo que nos ocultan?

Rosa María Torres García-Romeral/@Roxa_23

Publicado en Uncategorized | 1 Comentario

Clase básica de Comunicación Política

Hoy voy a hacer una entrada diferente. Hoy os voy a dar una pequeña clase de las técnicas que tienen las instituciones, ya sean políticas, sociales o de cualquier tipo, para ayudar a conseguir sus objetivos. Para que se entienda mejor intentaré poner muchos ejemplos que sobre todo serán de instituciones políticas.

Básicamente las técnicas de comunicación de las instituciones se dividen en: dar información, no dar información, organizar eventos y mandar publicidad.

Dar información es lo básico. A una institución le gusta que la gente se entere de sus logros. En política toda la información debe aparecer en los boletines oficiales, en el caso del Gobierno en el BOE (Boletín Oficial del Estado) pero nadie se va a estar leyendo cada día sus 50 páginas. Por esto las instituciones mandan la información a los medios que actúan como intermediarios y que, para bien o para mal de la institución, critican, comentan y analizan la información que reciben.

Claro está, no todo lo que mandan las instituciones le interesa a los periodistas, ni les llega cuando lo necesitan. Para conseguir que las informaciones que mandan aparezcan en los medios, las instituciones deben preocuparse un poco por los periodistas con unos simples consejos:

  • Mantener una relación cercana:  Que le llamen a uno por su nombre y no “¡¡eh periodista!!” ayuda mucho.
  • Adelantarse a las necesidades de los periodistas: Los periodistas suelen ir con prisa así que si piden alguna información le gusta tenerla pronto.
  • Tener el mismo trato con todos los medios: No dar información antes a un periodista que al resto porque su periódico lo lee tu jefe.
  • Dar las informaciones que no tienen mucha importancia acompañadas de otras que sí lo tienen: “hemos creado 5 mil empleos y hemos empezado a utilizar papel ecológico”.
  • Conocer los ritmos informativos de los medios. No dar toda la información de golpe sino racionalizada para que pueda aparecer más en los medios.

Pero aquí es donde viene la trampa, en el segundo bloque de técnicas. Las instituciones van a contar lo que hacen, pero solo lo que hacen bien, no lo que hacen mal. Existen también la técnicas de ocultamiento de la información que es la tarea más difícil de realizar.

Antes de decir cuales son las técnicas recordar que, aunque pueda parecer que está mal, todo no se puede contar. Hay cosas que no está permitido contarlas como datos personales y secretos que pueden tener efectos perjudiciales para la nación (la “seguridad Nacional”), pero ahora no vamos a entrar en ese debate.

Las técnicas de ocultación son básicamente mentir. Pero no mentir directamente ya que a largo plazo no compensa y tenemos ejemplos sonados de esto como la mentira que obligó a Nixon a dimitir o la que hizo descender la popularidad de Clinton. Las técnicas para “no decir toda la verdad”  son las siguientes:

  • La mentira inadvertida: las típicas frases de “no cuento con esa información” o “en aquel momento no poseía tal información”.
  • La confusión intencionada: utilizar el lenguaje de forma muy ambigua o con términos más subes que otros: en vez de decir “aborto” decir “interrupción voluntaria del embarazo” o “desaceleración económica” en vez de “crisis”.
  • Neutralización de la información negativa: Acompañar una noticia mala de una buena: “vamos a aumentar la seguridad en las calles a todas horas pero nos va a costar un ojo de de la cara”.
  • El off the record: es una técnica poco utilizada actualmente que consiste en dar información al periodista pero sin dejarles contarla si no la consiguen de otra fuente.
  • La cortina de humo: crear una noticia de la nada para tapar otra desfavorable: el mejor ejemplo lo tenemos en la película del mismo nombre que ya analizamos anteriormente en este blog.
  • Las filtraciones: es la cesión parcial, prematura y desautorizada de información y puede ser de muchos tipos: un préstamo esperando del periodista algo a cambio (“yo te cuento esto pero luego tu periódico me deja bien”), una filtración política para atraer la atención sobre una medida a aprobar, una filtración personal para dejar mal a alguien que es un peligro para la institución (“pues este que quiere ascender se lleva dinero público”), el globo sonda para tantear la opinión pública ante una posible propuesta (lo que ha hecho Gallardón al lanzar comentarios sobre un posible cambio de la Ley del Aborto) y el soplo para crear debate sobre algo que la institución no quiere que se sepa.

Después de todas estas técnicas rebuscadas y algunas éticamente no muy buenas tenemos los eventos organizados por las instituciones:

  • Las típicas ruedas de prensa, la más conocida es la de los viernes del Consejo de Ministros. Deben tener claro lo que quieren contar, pueden ser regulares o para contar algo especial, ayuda que aparezca en ellas alguien importante de la institución, se debe conocer bien a los periodistas a la hora de conceder preguntas y se deben convocar atendiendo a los flujos informativos.

La rueda de Prensa del Consejo de Ministros, respecto al horario, está muy mal colocada ya que justo se realiza en medio de los informativos de televisión.

  • Eventos especiales como los organizados el Día Mundial contra el Hambre o el Día de la Tierra y que son un buen momento para dar información relacionada con el festejo: “Hoy día de las personas con discapacidad psíquica vamos a aumentar el número de profesores especializados en educación especial”.
  • Los discursos: desde una perspectiva hispánica son difíciles de comprender ya que no tenemos mucha tradición pero, por ejemplo en EEUU si la tienen y podemos conocer mucho más de ellos con la serie que anteriormente analizamos El ala oeste de la Casa Blanca.

Y por último tenemos la publicidad que crea la institución para promocionarse y buscar la adhesión de la sociedad a sus ideas y objetivos. Tenemos las inserciones publicitarias en los medios, como son anuncios de televisión o cuñas de radios, y el correo directo que puede ser el que recibimos en nuestras casas antes de todas las elecciones o el que envíe una institución para un grupo en especial, como el que puede enviar una organización política a solo sus afiliados jóvenes.

Espero que este artículo haya ayudado tanto a los que trabajan en una institución u organización para mejorar su comunicación y a los que no para preguntarse “¿me están contando todo o solo lo que ellos quieren?”

Alejandro Godoy Calvo (@GodoyWulffen)

Publicado en Uncategorized | Etiquetado , | Deja un comentario