Grupos de presión, movimientos sociales, medios de comunicación y Wikileaks

El advenimiento de la sociedad de la información lleva a movimientos sociales y grupos de presión a un nuevo estadio. Las características de las web 2.0 son relevantes para entender las nuevas dimensiones de estos movimientos. Resulta paradigmático la ruptura de un sistema de comunicación lineal y el abrazo a un modelo bidireccional donde feedback es fundamental. Los usuarios no solo contemplan el espectáculo mediático, sino forman parte de él mediante las herramientas 2.0

La propia red se encarga de proporcionarnos miles de ejemplo donde los nativos digitales han encontrado cobijo. La primavera árabe, el movimiento de los indignados, Wikileaks o Anynomous son algunos de ellos. Además la aparición de estos movimientos no se explica sin la penetración de Internet en la vida humana. Pues, los nuevos movimientos han nacido en la red y solo tienen sentido en Internet.

Grupos de presión, lobbies, movimientos sociales aprovechan la capacidad de la red para prolongar su influencia. En este sentido los movimientos comunes  han adaptado su contenido a las nuevas formas de expresión. Utilizan nuevas estrategias en la difusión de los mensajes y han adaptado sus herramientas al marco de la web 2.0. Por ejemplo, mantienen activas sus cuentas en las redes sociales o promueven la creación de hashtags en Twitter.

Las estrategias de  movimientos sociales, grupos sociales, lobistas son evidentes, pero Wikileaks merece una sección aparte. Wikileaks se define asimismo como una organización sin fines de lucro que ofrece a las fuentes una forma innovadora de revelar la información. Wikileaks también puede ser definido como una organización entre los límites de un medio de comunicación y un grupo de presión.

Wikileaks ofrece información a los ciudadanos y a otros medios de comunicación. Por ello, podría ser considerado un medio de comunicación, sin embargo el periodismo consiste tanto en ofrecer información como seleccionarla y contextualizarla. En consecuencia, Wikileaks se asemeja a una fuente de información en lugar de a un medio de comunicación. De hecho Wikileaks necesito la ayuda de 5 prestigiosos medios para poder enfrentar la filtración de los cables. Aunque fue una bofetada a todos los medios de comunicación, porque aviso al periodismo de que no ejercía de watchdog

La función principal de Wikileaks es desvelar datos de interés público sobre las actuaciones de las instituciones. Y garantizar el anonimato de sus fuentes de información. Así pues, Wikileaks se acerca más a la definición de Grupo de presión que la definición de medio de comunicación. Pues presiona a las instituciones con la revelación de documentos de interés público censurados para los ciudadanos. Por otro lado, Wikileaks ha desembocado en un movimiento social a favor de la actividad de esta organización

No se mal interpreten mis palabras, Wikileaks no es un medio de comunicación, ni termina de ser un grupo de presión. Wikileaks, reitero, es un nuevo formato entre los grupos de presión y los medios de comunicación, que solo tiene sentido en Internet y por ello nace en la red.

Aarón Añover @Aanyover

Anuncios

Acerca de politicriders

Blog de seis alumnos de la Facultad de Periodismo de la UCLM. Correo: politicriders@gmail.com
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s